Pacientes diagnosticados con gota

Pacientes diagnosticados con gota
 
Según los reumatólogos del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos, la gota es una de las formas más dolorosas de la artritis. Consiste en un grupo de desórdenes metabólicos en que los cristales de urato sódico (sal sódica de ácido úrico) se depositan en el tejido. Cuando los niveles de ácido úrico en sangre se elevan por arriba de 8 miligramos por decilitro, el riñón es incapaz de eliminarlo en su totalidad y se empiezan a formar cristales del mismo (conocidos como tofos) que se acumulan y se depositan en las articulaciones. Generalmente se presenta en el dedo gordo del pie, pero puede también afectar otras articulaciones, incluyendo tobillos, codos, rodillas, muñeca, manos y otros dedos del pie.
 
Síntomas de la gota


Un ataque de gota puede comenzar cuando los cristales de ácido úrico se forman en los ligamentos y/o cavidades de una articulación. Estos depósitos producen inflamación, enrojecimiento, calor, dolor y rigidez en las articulaciones. Los ataques de gota usualmente se presentan después de consumir alimentos como mariscos, hígado, granos, semillas, anchoas (boquerones) o salsas. El consumo de alcohol, el sobrepeso y el estar tomando cierto tipo de medicamentos, también podrían empeorar la gota. En los adultos mayores algunos medicamentos para la presión alta pueden también incrementar la posibilidad de un ataque de gota. La inflamación podría causar que la piel se estire y apriete alrededor de la articulación haciendo que esta área se ponga roja o morada y a la vez muy sensible. El médico puede sugerir exámenes de sangre y rayos X, así como muestras del fluido de la articulación en el momento en que se está sufriendo un ataque.
 
Diagnosticar la gota


El Colegio Estadounidense de Reumatología ha desarrollado criterios para diagnosticar la gota; la presencia de seis sugiere la aparición del trastorno. Estos son:

  • Más de un ataque de artritis activa; inflamación máxima desarrollada a lo largo de un día.
  • Ataque de oligoartritis (inflamación articular que afecta a más de una articulación y menos de cinco).
  • Enrojecimiento en la articulación.
  • Primera articulación metatarsofalángica (primer dedo del pie) dolorosa o inflamada.
  • Ataque unilateral de la primera articulación metatarsofalángica.
  • Ataque unilateral de la articulación del tarso.
  • Tofo (depósitos voluminosos de acidos úrico en las articulaciones, probado o sospechado).
  • Hiperuricemia (exceso de ácido úrico en la sangre).
  • Hinchazón asimétrica en la radiografía dentro de una articulación y terminación completa de un ataque
 
A quién afecta la gota


Aunque se cree que la gota afecta solamente a los hombres, se ha demostrado que algunas mujeres después de la menopausia también pueden padecerla. Según los especialistas, en hombres de entre 18 y 44 años, el número de casos alcanza 2 entre mil, mientras que en varones de entre 45 y 65 años, la cifra aumenta a 34 entre mil.


Si la gota no es tratada, evoluciona en cuatro fases:
Hiperuricemia asintomática: los cristales necesitan meses o años para acumularse, la mayoría lo hacen generalmente en el tejido conectivo periférico y alrededor de la sinovial de las articulaciones, especialmente en los miembros inferiores. Durante este periodo puede no haber síntomas en absoluto.
Ataques agudos: casi siempre es una sola articulación periférica la implicada en todos los episodios iniciales y la más afectada es la articulación metatarsofalángica. El dolor es descrito a menudo como la experiencia más horrible jamás experimentada. En 24 horas la inflamación es máxima, y se va resolviendo lentamente a lo largo de una semana, a menudo con picor y descamación de la piel circundante.

Gota intercrisis: se trata de periodos asintomáticos entre ataques. Algunas personas nunca tienen un segundo ataque, o posiblemente después de muchos años, pero en la mayoría el segundo ataque sobreviene en un año
Tofos crónicos de gota: son grandes depósitos de cristal que producen nódulos firmes e irregulares, predominantemente alrededor de la cara superior de los dedos y las manos, pero también en otros sitios, incluyendo antebrazos, tendón de Aquiles u orejas. Si no se tratan, pueden producir deformidades severas.

   
Fuente: salud180.com
21 Sep 2015
Keywords: ropa adecuada para cumpleanos - asilos para adultos mayores en queretaro - asilos publicos en queretaro