Comer sano en la vejez, una cuestión vital

Comer sano en la vejez, una cuestión vital
 
Es importante comer bien de pequeños, lo es también en la edad adulta pero vuelve a ser vital al final de la vida. A medida que avanzan los años llegan cambios hormonales, pérdida de densidad de los huesos y deterioro en el funcionamiento de los sentidos que, unidos al cóctel de medicamentos que los mayores suelen tomar, dan lugar a una peligrosa combinación que suele afectar muy directamente a la nutrición, según los expertos.

Que los mayores coman bien es, por tanto, vital para su salud. Y especialmente cuando ésta flaquea. La llamada “desnutrición asociada a la enfermedad” afecta especialmente a los más mayores y aumenta de manera significativa la morbilidad, las estancias hospitalarias, con un incremento importante en el gasto para la Sanidad Pública.

La población mayor de 65 se duplicará en menos de 50 años

Los datos no son para mirar a otro lado. De momento, porque los mayores cada vez son más. Mientras que los mayores de 65 años son actualmente el 18’2% de la población española, las proyecciones del INE es que sean el 24’9 en 2025 y el doble que ahora, el 38’7%, en 2064.

Por otro lado, porque el riesgo de desnutrición afecta especialmente y de forma importante a los más mayores. En un estudio reciente realizado en la Comunidad de Madrid con más de 1.100 personas mayores, hasta el 15% de los ancianos en residencias presentaban malnutrición y un 21’7 de los ingresados en hospitales. Si se incluyen los mayores que presentan riesgo de desnutrición, el porcentaje se dobla y llega al 31% de los ancianos que viven en residencias y el 46’6% de los hospitalizados. Los pacientes de más de 70 años con varias patologías son el blanco perfecto de la desnutrición, según el estudio.

Un manifiesto para concienciar a la población

Por eso, la Alianza General de Pacientes (AGP), en la que participan entre otros, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, ha lanzado un manifiesto para evitar la llamada desnutrición asociada a la enfermedad. Buscan concienciar a la población sobre la importancia de cuidar la alimentación de los más senior. “Este hecho tiene un impacto negativo en la evolución de su enfermedad. También supone un incremento de costes para el sistema ya que el coste medio por estancia hospitalaria de un paciente con desnutrición supera los 1.500 euros alcanzando cifras de hasta 6.000 euros más cuando el paciente se desnutre durante la estancia hospitalaria”, asegura la AGP en su comunicado. El coste anual de la desnutrición asociada a la enfermedad es de 1.143 millones de euros, un 1’8% del presupuesto total de la Sanidad.

La estancia hospitalaria de un paciente con desnutrición puede aumentar hasta 6.000 euros

El manifiesto recoge la necesidad de formación de los profesionales, pacientes y familiares, en pautas de buena nutrición para los más mayores. También protocolos de actuación y monitorización de los pacientes, que llegan a ser 30 millones de personas en toda Europa. “No basta con que la bandeja de la comida del hospital esté un rato puesta y se tape. Hay que tener también mucho cuidado con la comida que se lleva al hospital. Hay que controlar el peso del mayor y concienciarnos de que hay que hacer el mismo caso a la dieta que a la medicación”, subraya Jorge Hinojosa, gerente de la Alianza General del Paciente.

Consejos para llevar una dieta sana más allá de los 65 años

Hinojosa cree que hay mucho desconocimiento del problema entre pacientes y cuidadores, por lo que el primer paso es conocer las recomendaciones. “Hay que saber que una buena nutrición en los mayores permitirá altas más tempranas y rehabilitaciones más prontas”, insiste Hinojosa. Ese es el propósito del manifiesto, que busca además de la concienciación la puesta en marcha de un Marco Integral Nacional contra la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad por parte del Sistema Nacional de Salud.

   
Fuente: elindependiente.com
01 Aug 2017
Keywords: ropa adaptada para discapacitados en celaya - actividades para abuelos en asilos - rehabilitacion pacientes envejecientes